Las pantallas táctiles son geniales, pero muchas veces resulta más cómodo pulsar un botón físico para acceder a ciertas funciones del teléfono. Por ejemplo, algunos terminales incorporan un botón que activa directamente la cámara, aparte de los controles de volumen o reproducción cuando utilizamos una aplicación multimedia.
 
Eso debió de pensar el equipo de desarrollo de Dimple, un pequeño set de botones que funciona mediante NFC. Estos pulsadores cierran y abren contactos de los chips NFC situados dentro, de modo que el smartphone reconoce un tag en las proximidades, y gracias a una aplicación lanza distintas tareas que hemos de configurar antes. Así de simple :)

Dimple ya está disponible en Indiegogo.