Tantos son los diseños geniales que ha ido presentando la compañía alemana Festo, que parece increíble que pueda seguir sorprendiéndonos. Tras aquella libélula biomimética, tentáculos y pájaros hidráulicos, músculos artificiales y hasta medusas, su nueva creación lleva por nombre BionicKangaroo (info en español).
 
Se trata de un diseño que imita los movimientos de un canguro, centrándose sobre todo en el aprovechamiento de la máxima energía, logrando un movimiento armónico con el mínimo desgaste, tal y como harían sus colegas biológicos. Para ello, se han servido de materiales sintéticos muy ligeros, y un sofisticado sistema de control. Basta ver un video a cámara lenta para percatarse de la precisión de la que estamos hablando. La energía de cada salto se recupera y almacena, para ser utilizada en el siguiente salto.
 
Un video vale más que mil palabras...