El pasado fin de semana, en la Royal Society de Londres un programa informático llamado Eugene Goostman fue capaz de convencer al 33 % de los jueces que evaluaban si de verdad el interlocutor en la conversación se trataba de un niño de 13 años. Este test fue planteado en 1950 por el pionero de la computación Alan Turing, el cual especifica que si una máquina es indistinguible de un humano, entonces podría decirse que ésta "piensa".
 
En el 60 aniversario de su muerte, se trata de la primera vez en la historia en la que se pasa el test, en el cual hace falta que consiga convencer al 30% de los jueces en series de 5 minutos en una conversación escrita. El profesor Kevin Warwick, de la Universidad de Reading, dijo: "En inteligencia artificial, no hay nada más controvertido e icónico que el test de Turing. Este resultado marcará un antes y un después en la historia".
 
El programa en cuestión ha sido creado por el ruso Vladimir Veselov, residente en Estados Unidos, y el ucraniano Eugene Demchenko, que vive en Rusia. En palabras de Veselov: "Se trata de un gran logro para nosotros y esperamos que sirva para aumentar el interés en la inteligencia artificial y los bots conversacionales".
 
Según el profesor Warwick, anteriormente ha habido intentos clamando haber pasado el test: "En un auténtico test de Turing no se fijan las preguntas por anticipado, antes de la conversación". "Estamos orgullosos de poder decir que esta es la primera vez en la que ocurre de verdad".
 
  > ¿Qué es el test de Turing?